Arch Linux sobre Virtual Box 2/5

Parte III: instalación de Arch Linux

Por fin llegamos a la parte interesante de todo el asunto. Ya tenemos la imagen del CD de instalación de Arch Linux cargada como CD virtual y sólo queda encender la máquina.

¡Hagámoslo! Ahora, donde antes aparecía el error de la pantalla negra, encontramos la pantalla de presentación de Arch Linux invitándonos a instalar el SO.

Pantalla de inicio del CD de instalación de Arch Linux
Pantalla de inicio del CD de instalación de Arch Linux

Bastará pulsar intro para iniciar una versión live (“en vivo”) de Arch Linux. Las versiones live están de moda, son versiones reducidas y ligeras que no necesitan un disco duro: se cargan en memoria y están listas para ser usadas. Algunas, como Ubuntu, poseen hasta juegos y conexión a Internet y el programa de instalación es una aplicación más así que puedes instalar tu sistema operativo mientras te echas un solitario o navegas por Internet.

Cuando Arch Linux haya terminado de cargar aparecerá la pantalla de login esperando a que introduzcamos un nombre de usuario y contraseña.

Pantalla de login. Podemos iniciar sesión con el usuario arch o root (ambos sin contraseña). Para instalar es necesario entrar como root
Pantalla de login. Podemos iniciar sesión con el usuario arch o root (ambos sin contraseña). Para instalar es necesario entrar como root

Como vamos a instalarlo sobre la máquina virtual, entraremos como superusuarios escribiendo root para a continuación aceptar pulsando intro.

Prompt de Arch Linux tras haber iniciado sesión como root
Prompt de Arch Linux tras haber iniciado sesión como root

Si esta es tu primera vez en Linux, esta bonita interfaz de texto se llama consola de comandos o terminal y se basa en el diálogo entre SO y usuario: el sistema informa mediante mensajes de texto y el usuario instroduce acciones escribiéndolas y pulsando intro para aceptar cada orden.

El conjunto de caracteres formado por la almohadilla y lo que hay antes se denomina prompt. En el prompt de Linux se indica quién es el usuario activo (antes de la arroba) y el nombre del sistema (justo después). Es típico encontrar una tilde de ñ y luego un símbolo que marca el final del prompt. En caso de que seamos superusuarios, este símbolo suele ser una almohadilla (como es el caso). Si somos usuarios normales el símbolo suele ser un dólar.

Antes de comenzar la instalación configuraremos nuestro teclado. Para ello utilizaremos el programa km que lanzaremos escribiendo su nombre y pulsando intro.

Utilidad km de Arch Linux para configurar el teclado
Utilidad km de Arch Linux para configurar el teclado

Desplázate hacia abajo hasta encontrar el elemento i386/qwerty/es.map.gz y pulsa intro. En la siguiente pantalla, utiliza el tabulador para seleccionar Skip y pulsa intro para omitir este paso.

Ahora el teclado está configurado para los teclados españoles y podemos empezar la instalación introduciendo:

# /arch/setup

A partir de ahora usaremos el estilo anterior para indicar que tenemos que interactuar con el sistema. Se entiende que el primer carácter indica la existencia del prompt (y el tipo de usuario) y no hay que escribirlo y que la orden se debe aceptar pulsando intro.

Aparecerá la pantalla de bienvenida al proceso de instalación.

Pantalla de bienvenida para la instalación de Arch Linux
Pantalla de bienvenida para la instalación de Arch Linux

Bastará pulsar intro para continuar y acceder así al sumario de pasos que tendremos que realizar para completar la instalación.

Los 8 pasos para completar la instalación de Arch Linux
Los 8 pasos para completar la instalación de Arch Linux

De nuevo hacemos intro para comenzar con el paso 1. Dentro de Select Source seleccionaremos CD-ROM or OTHER SOURCE y haremos intro para continuar.

Elección de las fuentes de instalación
Elección de las fuentes de instalación

Aparecerá una advertencia que podemos aceptar sin prestarle mayor atención.

El siguiente paso es Set Clock que nos permitirá fijar la zona horaria, el tiempo actual y la fecha. Dentro de Set Clock, ve primero a Select region and timezone y selecciona Europe (o la región dónde te encuentres) de la lista y pulsa intro.

Establece tu zona horaria
Establece tu zona horaria

Luego, en la siguiente lista, elige la ciudad más cercana a la que te encuentres.

Elige la ciudad más cercana a la tuya
Elige la ciudad más cercana a la tuya

Pulsa intro para aceptar y de nuevo para entrar en Set time and date, elige UTC como reloj hardware (cuidado, si estás instalando Arch Linux en un sistema que ya tenga Windows deberías utilizar localtime en vez de UTC).

Confirma que la hora y fecha son correctas
Confirma que la hora y fecha son correctas

Si la hora y fecha que te muestra es correcta selecciona return. Si no, elige manual y configura adecuadamente la fecha y la hora. Es bastante sencillo. Al terminar volverás a la pantalla anterior y podrás elegir return para continuar.

Vuelve al menú principal para pasar al paso 3: preparar el disco duro.

Si estás instalando Arch Linux sobre algo que no sea una máquina virtual, llévate mucho cuidado en este paso porque es precisamente donde puede darse una pérdida de información. Si usas Virtual Box, estate tranquilo y selecciona la primera opción Auto-prepare.

Toca formatear el disco duro. Si estás siguiendo esta guía elige la opción auto-prepare. Si no, utiliza la opción dos y llévate cuidado.
Toca formatear el disco duro. Si estás siguiendo esta guía elige la opción auto-prepare. Si no, utiliza la opción dos y llévate cuidado.

Primero se te preguntará por el tamaño de la partición de arranque. La partición de arranque es aquella dónde se instalan los núcleos del sistema. Si vas a trastear con distintas configuraciones y quieres tener todas ellas instalas puedes ampliar el tamaño a 200MiB.

Especifica el tamaño de la partición de arranque.
Especifica el tamaño de la partición de arranque.

Ahora se te pedirá que indique el tamaño de la partición swap (de intercambio). La partición swap es un espacio especial dónde el SO puede escribir en caso de quedarse sin memoria. Se aconseja que sea el doble de la memoria del sistema, en mi caso 2048MiB.

Especifica el tamaño de la partición de intercambio (usa como máximo el doble de tu memoria RAM)
Especifica el tamaño de la partición de intercambio (usa como máximo el doble de tu memoria RAM)

A continuación se te pedirá el espacio para la partición raíz dónde se situará el grueso del sistema operativo. Acepta la recomendación de 7500MiB.

Elige el tamaño para la partición de root
Elige el tamaño para la partición de root

En la pantalla anterior se nos informaba además de que el espacio restante quedaría para la partición home (hogar o casa). La partición home es el equivalente a Mis Documentos de Windows. Es el lugar dónde mantendremos nuestra información personal.

De esta forma, sólo tenemos que aceptar el diálogo de confirmación que nos aparece.

Especifica el tamaño para la partición del home
Especifica el tamaño para la partición del home

El siguiente paso será seleccionar el sistema de archivos para las particiones raíz y home. El sistema de archivos dice cómo se organizará la información en el espacio asignado. Existen muchos sistemas de archivos pero yo recomendaré ext4 para este tutorial.

Diálogo de selección del sistema de archivos.
Diálogo de selección del sistema de archivos.

Cuando aceptemos aparecerá un diálogo advirtiéndonos de que el contenido del dispositivo /dev/sda será borrado por completo. Sé valiente y acepta el diálogo. Comenzará el proceso de formato de discos.

El proceso de formato de los discos duros de una máquina virtual es inocuo porque no trabajamos con nuestro disco duro real
El proceso de formato de los discos duros de una máquina virtual es inocuo porque no trabajamos con nuestro disco duro real

Aprovecho para recordarte que si estás trabajando con una máquina virtual este proceso es inocuo puesto que sólo modifica un archivo que Virtual Box nos presenta como si fuera un disco duro. Desde luego, no es nuestro disco duro real.

Al terminar se nos informará de que Auto-prepare ha finalizado con éxito. De nuevo, volvemos al menú principal para continuar con el siguiente paso.

El paso Select Packages está dividido en dos fases tal y como se nos advierte nada más entrar en él.

Explicación al proceso de instalación de paquetes
Explicación al proceso de instalación de paquetes

En el primero seleccionaremos los grupos de paquetes en los que estamos interesados y en el segundo qué paquetes queremos instalar.

Elegir los paquetes indicará a Arch Linux qué software deseamos que se instale.

Los grupos de paquetes que nos ofrece Arch Linux son dos: base, que debemos dejar seleccionado y base-devel por si queremos hacer cosas típicas de programadores como programar y compilar programas. Lo marcaremos también situándonos encima y pulsando la tecla espacio. Con todo seleccionado pulsamos intro para continuar.

Selección de los paquetes de instalación
Selección de los paquetes de instalación, en mi caso seleccionaré los paquetes de desarrollo también

Nos conformaremos ahora con el software que viene marcado por defecto así que no marcaremos ningún paquete más. Bastará con pulsar intro para aceptar la selección y concluir con este paso.

Listado de paquetes que van a instalarse
Listado de paquetes que van a instalarse

Hemos pasado el ecuador y ya queda menos. Ahora toca Install Packages que como su propio nombre indica, instalará los paquetes seleccionados en el paso anterior. Entrar en él nos mostrará un aviso que aceptaremos sin más dilación. El proceso comenzará de inmediato y no tendremos que hacer nada más que esperar.

Proceso de instalación de los paquetes de software
Proceso de instalación de los paquetes de software

Cuando termine bastará pulsar intro para pasar al siguiente paso.

El siguiente paso, Configure System, es supuestamente el más complicado. Pero lo haremos de la forma fácil. Primero se nos preguntará por el tipo de editor que preferimos. Particularmente recomiendo vi. Es feo y peludo pero cuando uno aprende a manejarlo se convierte en pura potencia. Ahora bien, si es la primera vez que lo vais a usar entonces mejor dejadlo para más adelante.

Algo sencillo y funcional es nano y sinceramente, joe no lo he usado pero se supone que fue diseñado para ser fácil de usar.

Selección del editor para ajustar la configuración
Selección del editor para ajustar la configuración

Después de esto se nos muestra una lista con los archivos de configuración por defecto. Es aquí dónde deberíamos tomarnos un tiempo configurando cada uno de ellos para que satisficieran nuestras necesidades. Llegado a este punto puedes hacer dos cosas:

  1. Si conoces cómo manejarte con alguno de los editores continúa con la guía
  2. Si no quieres tocar la configuración ni pelearte con los editores, sáltate la siguiente parte (pero acabarás con un sistema configurado en inglés)

Pequeñas configuraciones

Primero editaremos el archivo rc.conf que soporta la configuración general del sistema. Localiza la línea dónde puede leerse:

LOCALE="en_US.UTF-8"

Y cámbiala por

LOCALE="es_ES.UTF-8"
Configura el esquema local de tu sistema para que sea Español de España en UTF8
Configura el esquema local de tu sistema para que sea Español de España en UTF8

Ahora baja un  poco más y localiza la línea que contiene

HOSTNAME="myhost"

Y sustituye myhost por el nombre del equipo. No uses espacios.

Elige un nombre para tu sistema. No uses espacios.
Elige un nombre para tu sistema. No uses espacios.

Guarda y sal del editor cuando hayas terminado y edita ahora el archivo de configuración locale.gen .

Baja unas líneas y descubrirás una serie de líneas comentadas (precedidas por el símbolo almohadilla). Localiza estas:

#es_ES.UTF-8 UTF-8
#es_ES ISO-8859-1

Descoméntalas. Este archivo controla los esquemas locales que se generarán. Estos esquemas guardan cosas como el símbolo de la moneda, el separador de millares, de decimales, etc de acuerdo con cada región.

Descomenta las configuraciones locales para España
Descomenta las configuraciones locales para España

Estableciendo la contraseña de root

Ahora podemos continuar estableciendo la contraseña del superusuario, el root.

Listado de archivos de configuración
Listado de archivos de configuración

Nos situamos sobre Root-Password y pulsamos intro. En la última línea de la pantalla habrá aparecido un prompt invitándonos a introducir una contraseña. Lo haremos con cuidado ya que no se indicará ningún carácter por pantalla (ni siquiera unos míseros asteriscos), si no estás seguro de lo que has escrito ctrl+U borrará la línea entera.

En la parte inferior aparece un prompt invitándonos a introducir la contraseña de root
En la parte inferior aparece un prompt invitándonos a introducir la contraseña de root

Cuando terminemos de introducirla pulsaremos intro y se nos pedirá que metamos la contraseña una vez más para confirmar. Tras esto regresaremos a la lista de archivos de configuración y descenderemos hasta escoger Done para terminar. Esto iniciará el proceso de configuración que tardará unos instantes.

El proceso de configuración dura unos instantes
El proceso de configuración dura unos instantes

¡Penúltimo paso! Qué emoción. Ahora tendremos que instalar el bootloader. El bootloader es un programa especial que se encarga de cargar el núcleo del sistema operativo. Para ello pasamos al paso 7 Install Bootloader. En él tan sólo tenemos que seleccionar Grub y listo… o casi.

Elige Grub como gestor de arranque
Elige Grub como gestor de arranque

Arch Linux nos pedirá que comprobemos la configuración por nosotros mismos y que aceptemos el archivo de configuración después de verlo. Vamos a fiarnos de él y a salir del editor directamente.

Confirma el archivo de configuración
Confirma el archivo de configuración

Para salir de vi pulsa escape y escribe:

:q!

En caso de que uses nano usa la combinación de teclas ctrl+X y en caso de joe usa la combinación ctr+K y a continuación presiona Q. Si en algún momento el editor os pregunta por salvar, elegid no.

Al aceptar tendremos que elegir el dispositivo de arranque que, en el caso de la configuración con máquina virtual es /dev/sda

Selecciona /dev/sda como dispositivo de arranque
Selecciona /dev/sda como dispositivo de arranque

Tras seleccionar el dispositivo un mensaje debería informarnos de que grub se ha instalado correctamente. Aceptamos el mensaje y prácticamente, hemos terminado.

El último paso es, sencillamente, salir de la instalación, lo que nos devolverá a la sesión live de Arch Linux.

Para reiniciar la máquina bastará con escribir:

# reboot

¡Enhorabuena! Has instalado Arch Linux. Ahora ya estamos listos para la primera ejecución pero eso mejor en otro post que este ya es largo un rato. Y recordad que si tenéis alguna duda, ¡a los comentarios!

Reiniciando Arch Linux
Reiniciando Arch Linux
Anuncios

2 comentarios en “Arch Linux sobre Virtual Box 2/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s